La rebelión de los pupilos – Elevación III – David Brin

Lectura número 31, terminada el 10 de marzo de 2019.

Se trata de una segunda lectura de la novela, de la que apenas recordaba unos retazos que encima eran completamente incorrectos (o eso o las traducciones han sido muy diferentes, lo que conociendo a La Factoría de Ideas con sus imaginativas traducciones a Peter F. Hamilton, no me extrañaría lo más mínimo).

Bueno, el hecho es que ahora la novela tiene algo más de coherencia dentro de la serie, porque mi primera impresión fue que Brin había escrito una especie de refrito sin más intención que la de aprovechar el tirón. Pero ojo, no mucha más y, de hecho, creo que te la puedes saltar sin temor a perder el hilo de la serie, máxime cuando las tres que quedan, si no me falla la memoria, son una sola novela con la misma continuidad que las del citado un poco más arriba.

Como siempre, Brin es lento. No es que sea malo, pero sus novelas son de desarrollo muy lento y solo al final consiguen algo de velocidad, pero no os creáis que mucha, más bien la tensión viene por lo que va a pasar o cómo va a terminar, y esta no es un caso aislado.

Eso no quiere decir que sea mala, tan solo que es lenta, muy lenta. Todo se va articulando muy despacio y, aunque en la trama no sobra nada, todo transcurre muy despacio.

¿Qué tiene esta obra de interesante? Pues poco. Asistimos a las interioridades de los Gubru y los Timbrini, así como al hecho de que parece que la humanidad sí que tiene algo de esperanza y podría llegar a una adultez ecológica que, personalmente, pienso que nunca vamos a conseguir, no sin peder lo que nos hace lo que somos.

Creo que la descripción de las dos razas extraterrestres está hecha para compararnos cómo sí que sería razonable que modificáramos nuestra biología para adecuarla a nuestras intenciones (los timbrini), y cómo la intransigencia y la inflexibilidad basada en la tradición (los gubru) es un cuello de botella que debemos eliminar.

Bueno, eso es todo lo que quería decir de esta novela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.