Holanda y las arañas

En Holanda hay muchas arañas. Sobre todo si vives cerca de un canal, como es mi caso. ¿Por qué tantas arañas, te preguntarás? Pues es muy sencillo: mosquitos.

Puedes asomarte una tarde ya embocando a noche a tu jardín si este da a un canal y puedes ver la ingente nube de mosquitos que flota en el ambiente. Puedes observar cómo van y vienen en manadas sin pauta alguna.

Lo de arriba es una araña fotografiada de cerca. Lo de abajo, también.

¿Os gustan? Pues tengo más:

Hay de varios tipos, pero estas son las principales, al menos cerca de donde vivo. Más:

Puede que alguna foto pertenezca al mismo espécimen, pero no importa ya que cuando están un cierto tiempo entre las ramas de tus árboles, de tus rosales o de tus setos, te las vas a encontrar de ese tamaño.

También puedes dedicar tiempo a matarlas. No te preocupes, a la mañana siguiente tendrás más.

Incluso puede que estés dentro de tu casa viendo la tele o leyendo tan pancho, y de repente verás cómo baja una del techo justo delante de tus narices.

No tan grande como estas, porque dentro de tu casa no hay tanto bicho como fuera, pero seguro que te da una sorpresa.

Ella te mirará a ti, tu a ella y cuando vuelvas a fijar la vista se habrá ido.

Así es como encuentran nuevos sitios donde tender sus telas.

Ah, y no importa mucho que limpies todos los días. Ellas persisten.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *